1000 páginas

agosto 3, 2009

Sufro. Sufro, pero paso la página 1.000. Lo que sigue es el penúltimo informe acerca de la lectura de LBI:

– Más primera persona. Ya lo dije pero lo repito: se agradece la primera persona; LBI está en un 90% narrada en tercera persona, por eso cuando hay primera, se produce una suerte de pausa. Una suerte de ambiente diferente al rápido y posmo en que DFW narra las otras partes. Más personal, además.

-Por eso mismo, ahora sí que compro eso de que Hal Incandenaza es el alter ego de DFW (nota: cuando DFW usa primera persona siempre es para hacerlo desde Hal). En especial en esta parte, ya que es un monólogo larguísimo en que tira todas sus digresiones existencialistas. DFW, después de todo, como un escritor melancólico como dije con anterioridad. Pero también: DFW, como un escritor muy existencialista. Y todos sabemos cómo terminó su vida…

– Ya dije que no adelantaría spoilers… pero, joder, acá va uno: el cartucho de Entretenimiento es buscado por los terroristas-separatistas canadienses de Quebec y por el gobierno de USA (al mando del crooner John Gentle). Y, claro, aún no se ha dicho de manera explícita, pero si James O. Icandenza es un director de cine frik y lo que se busca es una cinta que tiene una película que pocos han visto…


Antonio Díaz Oliva


500 páginas

julio 28, 2009

Palabras, anotaciones, digresiones luego de sortear la página 500 del Moby Dick posmo conocido como La Broma Infinita:

– Ya, recién a estas alturas, se puede tener cierta certeza de responder la siguiente pregunta: ¿de qué trata LBI? Da la sensación de que DFW ya puso sobre la mesa todas las presentaciones de personajes, territorios, tramas. Y que lo que viene ahora es el desarrollo de todo eso. Esa sensación, claro, puede ser engañosa.

– Otro de las locaciones que se cuenta en LBI es la casa de rehabilitación Ennet House, ubicada en Boston. Ahí es donde está Joelle Van Dyne y, en este tramo de la lectura, donde se han desarrollado varias historias breves. Historias muy a la Chuck Palahniuk. Difícil olvidar, por ejemplo, la de la Cosa; una niña con problemas físicos que es violada por su propio padre quien, antes de acercársele y tocarla, le pone una máscara de Raquel Welch.

– Otro de los personajes de la Ennet House es Gately, quien es adicto al demerol. Justo semanas después de que Michael le dedico una canción al demerolJackson muere.

– Pensar y leer desde la página 400 a la 500 en LBI como una novela de ciencia ficción. Algo a lo Ballard pero con mucho, mucho humor. Estados Unidos, México y Canadá arman un nuevo eje socio-político; la ONAN. El presidente es John Gentle un gringo (obvio) y ex crooner, quien tiene el foco de su mandato en la basura. De hecho: gran parte del territorio de la ONAN está siendo usado para desechos y basura en un sitio denominado la gran Concavidad. Esta parte de la trama, entonces, se une con lo de los terroristas y de ahí el porqué se anuncian a los grupos separatistas de Quebec en un principio.

– A todo eso, súmele que en un momento la TV se acaba. Sí: la TV se acaba. Notable. Notable parte en que el lector asiste al derrumbe de las 4 cadenas más grandes de TV estadounidense. ¿Consecuencia? “…subieron los índices de delincuencia doméstica, así como los de suicidios, alcanzando unas cifras que arrojaron sombras sobre el penúltimo año del milenio”. Y aquí es donde se lee nuevamente acerca de InterLace TelEntertainment. Empresa que ya se ha mencionado varias veces en lo que va de la lectura y que son los encargados de proveer el nuevo tipo de entretenimiento; unos cartuchos de los cuales ya hablaré.

Sería x hoy.

Antonio Díaz Oliva